Mujeres en Tecnología

Mujeres en Tecnología es una apuesta por superar la brecha social y de género, a través del acercamiento a la tecnología y actividades STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés) de mujeres de la ciudad de Medellín, generando capacidades para hacer uso de la tecnología como oportunidad de inclusión social y económica, ya sea como elección profesional, proyecto de emprendimiento o empleabilidad.

Cuenta con el apoyo financiero de la Fundación Motorola Solutions y la Fundación Rodrigo Arroyave Arango. Su ejecución está liderada por la Corporación Ruta N Medellín e intervinieren además MAKAIA y la Fundación Marina Orth. Las actividades se desarrollan en el Centro de Responsabilidad Penal para jóvenes y adolescentes Carlos Lleras Restrepo, conocido popularmente como “La Pola y en la Institución Educativa La Avanzada, ubicada en la comuna 1, nororiente de la ciudad. En este sentido, está dirigido a mujeres en condición de vulnerabilidad, escasos recursos y/o procesos de restitución de derechos.

2018 – Actualidad

Medellín, Colombia

Mujeres jóvenes (entre los 14 y 18 años) en condición de vulnerabilidad, escasos recursos y/o procesos de restitución de derechos de la ciudad de Medellín.

Generar el acercamiento de las mujeres y las jóvenes a las actividades que impliquen el desarrollo de tecnología de software, ratificando el compromiso por formar talento humano y superar la brecha de mujeres dedicadas a la tecnología. Las actividades en La Pola, buscan la reincorporación a la vida social a través del fortalecimiento de habilidades blandas y desarrollo de otras capacidades y habilidades para la vida laboral, así como, minimizar la cantidad de jóvenes en el conflicto armado y violencia urbana de la ciudad. En la I.E. se busca fortalecer las capacidades y habilidades laborales de las jóvenes que quieren dedicarse a las áreas de tecnología o a la continuación de estudios superiores en el área.

La Fundación Marina Orth, ha realizado formaciones intensivas en tecnología de programación denominadas bootcamp. Por su parte MAKAIA, orienta el desarrollo de habilidades blandas a través de la tecnología; fortaleciendo aspectos como la comunicación asertiva, el pensamiento creativo, el liderazgo y el trabajo en equipo, a través de productos y herramientas elaboradas en los mismos procesos de formación.

Como estrategias transversales, Ruta N busca animar y motivar a las mujeres a la interacción con la tecnología, así como derribar estereotipos negativos frente a la vinculación de las mujeres a la tecnología, a través de diversos eventos, así como atraer talento, promoviendo que las estudiantes participen los Clubes de Ciencia, con el ánimo de incentivar su orientación profesional hacia áreas STEM.

Como propósito social el programa le apunta a la superación tres fenómenos de exclusión social: el efecto de la niña (discriminación y mayores riesgos en situaciones de vulnerabilidad); la doble exclusión (género+racial o género+ orientación sexual, género+situación socioeconómica etc.); y los “ninis” (jóvenes que no estudian, ni trabajan) de los cuales la mayoría son mujeres.

Por la naturaleza del proyecto, y su desarrollo con varias entidades, MAKAIA aporta al cumplimiento de una meta de la Fundación Motorola (250) con una meta propia (60 mujeres certificadas) y 120 horas de formación. Así, se han obtenido logros en dos fases o momentos:

  • 45 Jóvenes conformaron la primera fase, desarrollada en La Pola y la I.E. y que contó con 90 horas de formación.
  • 20 Jóvenes de La Pola únicamente, conforman la segunda fase en ejecución, que comprende 32 horas de formación.
WhatsApp chat