Caso de éxito: Con-Sentimiento en la virtualidad

Virtualizar los procesos formativos se hizo necesario para muchas organizaciones que buscaban continuar con sus proyectos durante la pandemia. La presencialidad no estaba siendo posible y debían buscar alternativas para continuar avanzando.

La Fundación Bien Humano se enfrentaba a este reto. Las actividades presenciales se restringieron cuando desarrollaban el diplomado Con-Sentimiento, un proyecto educativo que busca, a través de metodologías participativas, intervenir sobre las variables individuales, familiares y socioculturales que inciden en el fenómeno del embarazo en adolescentes.

La poca cercanía del equipo de trabajo con las plataformas digitales y la interacción con los participantes a través de pantallas y dispositivos tecnológicos debían resolverse para que el diplomado continuara desde la virtualidad. “Primero hicimos un sondeo con los docentes porque queríamos saber cómo tenían sus dispositivos tecnológicos, cómo estaban en el tema de conectividad, con qué tiempo contaban para abordar algún proceso y a partir de ese diagnóstico identificamos qué requeríamos”, expresa Alexandra Carmona, del área de Gestión Social de Bien Humano.

Con el acompañamiento de MAKAIA, la Fundación evaluó las plataformas que permitirían trasladar al entorno digital todas las actividades que se hacían en la presencialidad, encontrando en Classroom la mejor alternativa y recurriendo a otras herramientas virtuales para construir contenidos propios.

Aplicando la metodología de aprender haciendo, se exploraron las plataformas Educima, Educaplay, Canva, Kahoot entre otras, que sirvieron para adaptar los contenidos que antes se tenían en papel a recursos digitales y, de esta manera, subir el diplomado a Classroom y seguir desarrollándolo con los participantes.

Para Alexandra, lo más relevante del proceso de virtualización del diplomado fueron los aprendizajes que obtuvieron. “Aprender que teníamos otra posibilidad de llegar a nuestra población. Aprender que podíamos escoger todo el contenido que nosotros queríamos compartir para que la gente pudiera acceder (…) Para los docentes, fue un aprendizaje en doble vía: un aprendizaje en el tema de educación sexual y un aprendizaje en el uso de Classroom, porque fue necesario apoyarlos y acompañarlos paso a paso para que comprendieran cómo se trabajaba en la plataforma. Casi el 30% de los docentes que tenemos son adultos mayores y para ellos fue un poco difícil esa virtualidad”.

La migración del diplomado a lo digital fue exitosa y para este año, la Fundación tiene contemplado replicar el ejercicio con otros cursos cortos para docentes en varios municipios de Antioquia, llevando los contenidos a Classroom y con el diplomado Agentes multiplicadores de la prevención del embarazo adolescente.

“El trabajo fue muy interesante porque no solo desarrollaron lo que nosotros teníamos como objetivo de nuestro programa Con-sentimiento, si no que además se apropiaron de los juegos de Educaplay y otras plataformas… fue muy genial, nosotros nos sentimos muy apropiadas del conocimiento brindado por MAKAIA porque tuvimos la oportunidad de ofrecerle a los docentes el conocimiento para montar su propio Classroom con los estudiantes”, concluye Alexandra.

Entrada anterior
6 escuelas rurales de Briceño con conexión a internet
Entrada siguiente
Innovación y tecnología para el campo
Menú