Apasionados por la tecnología

4 jóvenes con historias diferentes tienen algo en común: les apasiona la tecnología. Laura y Andrés son egresados de Academia Geek, mientras que Cinthia y Humberto son estudiantes activos de Laboratorios de Innovación, proyectos con los que acercamos a los jóvenes a la tecnología, aprenden de código y programación y tienen la oportunidad de iniciar un camino de desarrollo personal y profesional relacionado con las áreas Stem. Con ellos conversamos el pasado viernes en el panel La tecnología y su impacto positivo en la vida de los jóvenes y adultos colombianos, realizado por MINTIC como parte del ciclo de conferencias complementarias al programa Misión TIC 2022.

Laura tiene 23 años y es ingeniera biomédica. Su relación con la tecnología viene desde hace algunos años, cuando ingresó a su carrera: una ingeniería que conecta la tecnología con la medicina. Sin embargo, el tema de la programación no era de su interés, en parte por que asociaba esta área con el desarrollo profesional de los hombres y no de las mujeres. Luego de graduarse, comenzó a explorar el tema de la programación y encontró una oportunidad de profundización en la convocatoria que en ese momento estaba abierta para ser parte de Academia Geek. Tras pasar todo el proceso de selección, inició una ruta de 9 semanas intensivas en Desarrollo Web Front End, en las que aprendió Html, CSS, Javascript y React. Al completar su formación, encontró su primera oportunidad laboral como docente auxiliar de media técnica en alianza con el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, enseñando programación.

Su mensaje para los jóvenes y en especial para las mujeres es que este campo es para todos, que se debe cambiar el paradigma que las aleja de estas áreas y que con mucho estudio y dedicación es posible convertirse en programador(a) y responder con soluciones efectivas a los retos que se encuentran en el día a día.

Andrés tiene 21 años y es desarrollador Junior en E-volution, donde trabaja en un proyecto de criptomonedas. Su pasión por la tecnología empezó cuando tenía 8 años aproximadamente y su papá le compró un computador. Con ese dispositivo, descubrió que en internet se compartía conocimiento a través de guías, tutoriales, videos y más. Comenzó a investigar y a despertar su interés por la electrónica, la economía digital, el marketing, el diseño entre otros, hasta que encontró que con la programación podría usar un lenguaje nuevo para solucionar problemas de los demás. En la búsqueda de una ruta de aprendizaje, conoció la convocatoria de Academia Geek y allí inició su camino en las áreas stem.

Hoy trabaja como programador y su recomendación para los jóvenes es que sean curiosos y se lancen a explorar estos temas en los que encontrarán muchos retos que se pueden superar si tienen el gusto y la motivación suficiente para avanzar.

Cinthia es estudiante de grado 11 en la I.E Campo Valdés y está desarrollando su media técnica en desarrollo de software. Le gusta la programación porque le permite conectar el mundo digital con el mundo físico, y ahora está participando en los Laboratorios de Innovación para ampliar sus conocimientos en este tema. Sabe que puede marcar la diferencia al enfocarse en las áreas Stem en las que todavía falta la presencia de muchas mujeres y por eso las invita a que exploren y con ganas, actitud y perseverancia inicien su camino en la tecnología.

En su media técnica Cinthia está creando un aplicativo para ayudar a los estudiantes de 9º y 10º grado en el área de ciencias sociales, proyecto que sueña con consolidar y convertir en un juego o aplicación que pueda encontrarse a disposición de todos en plataformas de distribución digital de aplicaciones móviles. La tecnología es el futuro y ve con entusiasmo la oportunidad de ser parte de todo el avance tecnológico que estamos viviendo.

Humberto tiene 17 años y es estudiante de la Escuela Normal de Medellín. Aspira con desarrollarse profesionalmente en áreas en las que la tecnología sea protagonista. Se presentó a la convocatoria de Laboratorios de Innovación sabiendo que allí podría aprender más de robótica, electrónica y programación, áreas que son de su interés. En los laboratorios ha creado pequeños proyectos usando circuitos, los cuales se convierten en los primeros pasos para lograr su sueño de desarrollar dispositivos que ayuden a solucionar problemáticas ambientales y aporten a la sostenibilidad. Humberto está seguro de que los jóvenes tienen una oportunidad única para transformar la sociedad y que con tecnología pueden lograrse grandes cosas en beneficio de las personas y comunidades.

Curiosidad, disciplina, perseverancia, motivación y ganas son palabras que bien describen a estos jóvenes apasionados por la tecnología. Así como ellos, muchos más pueden tener la oportunidad de formarse y entrar a hacer parte del sector TI de la ciudad, que está requiriendo cada vez en mayor proporción hombres y mujeres capacitados para integrarse a las dinámicas de la cuarta revolución indistrial. Y tú, ¿eres uno de ellos?.

Entrada anterior
Laura Zapata, líder nacional y joven ciberconsciente
Entrada siguiente
Asistencia técnica a caficultores de Briceño: un impulso a la cultura cafetera
Menú