Asistencia técnica a caficultores de Briceño: un impulso a la cultura cafetera

155 caficultores del municipio de Briceño hacen parte del proyecto Cadena de valor del café de Briceño conectada con el mundo, del programa Territorios de oportunidad. Ellos han recibido acompañamiento y asistencia técnica para el fortalecimiento de sus procesos productivos y la comercialización de cafés especiales, lo cual impulsa la cultura cafetera y mejora la calidad de vida de las familias de la zona.

Este acompañamiento ha sido liderado por A New Sunrise y Urbania, dos aliados comerciales, que desde el mes de junio han estado visitando a los caficultores en sus fincas, recorriendo sus cultivos y conociendo las particularidades de cada uno con el fin de aportar al mejoramiento de su calidad y productividad.

El desarrollo de este componente en el proyecto inició con el levantamiento de un censo de las fincas productoras de café en el corredor Briceño-Palmichal, en el cual se analizaron factores sociales, económicos, técnicos y demográficos de cada finca, los caficultores y sus familias. En total, se censaron 294 familias, de las cuales 207 entregaron muestra de café para realizar la prueba de taza y finalmente 155 fueron seleccionados para el proceso de acompañamiento por parte de A new sunrise y Urbania.

El plan de acompañamiento se construyó según las necesidades y características de cada caficultor. 80 están siendo acompañados por A New Sunrise de manera estandarizada, con el objetivo de mejorar la calidad del café y obtener mejores resultados en prueba de taza. Los otros 75 productores están siendo acompañados por la empresa Urbania café, con un plan de fortalecimiento segmentado: 25 caficultores orientados a obtener cafés con procesos diferenciados y 50 caficultores con un acompañamiento orientado a la mejora de café regional para la obtención de cafés especiales.

Al mes de noviembre, el equipo técnico ha realizado 155 visitas de reconocimiento y caracterización de las fincas, ha revisado el estado y la variedad de los cultivos, así como el manejo agronómico y los procesos de cosecha y poscosecha de los cafetales. Con este proceso, los caficultores han logrado reconocer las propiedades de su café gracias a la entrega y explicación de los resultados de la prueba de taza realizada y con las recomendaciones técnicas definieron su vocación productiva.

Luego de esto, el acompañamiento se ha enfocado en mejorar los procesos de recolección, selección del grano y buen manejo del beneficio, actividades claves para mejorar la calidad de la taza del café. Ya son 134 los caficultores beneficiados de esta segunda fase de acompañamiento.

Este proceso ha avanzado a pesar de las dificultades que ha traído la pandemia, que también se vive en los territorios rurales. Por esto, es de reconocer el esfuerzo y dedicación del equipo técnico que ha hecho todo lo posible para que los caficultores se beneficien del acompañamiento. A su vez, cada una de estas actividades apunta a tener resultados medibles en la cosecha del 2020, los cuales van desde mejorar el manejo agronómico de sus cultivos hasta la obtención de buenos puntajes en las pruebas de taza. Con la cualificación de los procesos productivos se busca aumentar la calidad de sus productos, tener alternativas de valor agregado y nuevas opciones de mercado que permitan mejorar sus ingresos y su calidad de vida.

Entrada anterior
Apasionados por la tecnología
Entrada siguiente
Caso de éxito Corporación Proyectarte
Menú